Cómo solucionar la infección de orina en los perros

Por admin / hace 4 años / 0 Comentarios ».

Los humanos no son los únicos animales vivos que pueden correr el riesgo de sufrir infección de la orina. Nuestras mascotas también pueden verse afectadas por este problema, el cual requiere la máxima atención posible dado que afecta seriamente a los órganos internos del animal.

Los perros son animales que tienen el riesgo de sufrir infección de orina, especialmente en el caso de las hembras.

Para detectar esta enfermedad en un perro primero hay que conocer bien sus síntomas. Si nuestro perro cumple varios de los síntomas que aparecen a continuación, indudablemente sufre de infección de orina.

perro

Síntomas de la infección de orina en los perros

  • Aumento de la frecuencia de micción. Es decir, el animal cada vez tiene más ganas de hacer sus necesidades en un pequeño lapso de tiempo. Este síntoma es muy sencillo de detectar ya que el perro nos avisará si tiene ganas de salir a la calle para hacer sus necesidades, o en caso de que no pueda más, acabará miccionando en cualquier parte de la casa.
  • Molestias al orinar. Se trata de otro síntoma fácilmente detectable, ya que si apreciamos que nuestro perro tiene problemas para hacer sus necesidades (se agacha en lugar de levantar la pata, micciona de una forma irregular, etcétera) podemos confirmar que está sufriendo algún tipo de infección de orina.
  • Orina teñida de sangre. Este es el síntoma más evidente de todos y demuestra que la infección de orina está presente en el animal.

Si nuestro perro cumple estos síntomas, inmediatamente debemos dirigirnos a un especialista (es decir, un veterinario) ya que será necesario que nuestro animal reciba un tratamiento con antibióticos. Resulta imprescindible seguir este tratamiento al pie de la letra, ya que el motivo más común por que el que estos medicamentos no cumplen con su objetivo se debe a que los dueños del perro deciden abandonar el tratamiento antes de tiempo pensando que el problema ya está solucionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *